Regresar

Varicoclele: Qué es y cómo afecta al hombre

¿Qué es el varicocele?

Se trata de la presencia de dilataciones venosas (similar a las várices de las piernas) en las venas del cordón espermático situadas dentro del escroto. Muy común, llegando a encontrarse en un 10-15% de los varones jóvenes.

Provoca la baja producción y baja calidad del esperma, lo que puede llegar a provocar esterilidad. Sin embargo, no todos los varicoceles afectan la producción de esperma. Estos también pueden causar que los testículos no se desarrollen normalmente o incluso se lleguen a encoger.

La mayoría de los varicoceles suelen manifestarse con el tiempo. Pero por suerte, una gran mayoría de los varicoceles son fáciles de diagnosticar. No siempre es necesario recibir tratamiento, pero si el varicocele causa síntomas se puede reparar de forma quirúrgica.

varicocele

¿Qué causa el varicocele?

El cordón espermático es el encargado de transportar sangre desde y hacia los testículos, pero no se saben las razones exactas por las qué se produce el varicocele.

Aun así, multitud de expertos creen que se forma cuando las válvulas dentro de las venas del cordón dificultan el flujo adecuado de la sangre. Esta acumulación hace que las venas se ensanchen. Razones suficientes para llegar a dañar el testículo e incluso afectar la fertilidad.

El varicocele suele formarse durante la pubertad, apareciendo con frecuencia en el lado izquierdo a causa de la posición de la vena testicular izquierda.

¿Cuáles son los síntomas?

El varicocele no suele producir ni signos ni síntomas. Es más, es muy raro que pueda causar dolor. Sin embargo, puede manifestarse:

  • Desde una molestia breve hasta un dolor agudo.
  • El dolor aumenta cuando estás de pie o haciendo esfuerzos físicos durante largos periodos de tiempo.
  • Ser menor cuando te recuestas boca arriba
  • Alterar la fertilidad masculina
  • El varicocele puede llegar a agrandarse y ser más evidente con el paso del tiempo. Para que sea más fácil de localizar, el Varicocele se suele describir como una especie de “bolsa de gusanos” palpable en la bolsa testicular. Puede llegar a causar hinchazón del testículo, el cual suele darse en el izquierdo.

¿Cómo afecta el varicocele a la fertilidad?

Bartield, en el año 1880, relacionó al varicocele con la infertilidad masculina.

Estas son las formas en las que el varicocele puede alterar la fertilidad masculina:

  • La insuficiencia venosa que produce la dilatación provoca reflujo venoso al testículo, lo que produce una elevación de la temperatura del escroto de entre uno y dos grados. Esta elevación de temperatura afecta la formación de los espermatozoides, ya que requiere estar bajo una temperatura inferior a los 33 grados para poder ser eficaz.
  • El aumento del estrés oxidativo, también causado por el varicocele, forma un incremento de sustancias que causa alteraciones en la vitalidad y movilidad de los espermatozoides, llegando a dañar la integridad del ADN.
  • Se produce una hipoxia testicular debido al enlentecimiento circulatorio.

¿Cómo tratar el varicocele?

Puede ser que no se requiera tratamiento contra el varicocele, ya que hay casos de muchos hombres que lo padecen y han podido tener hijos sin necesidad de tratarse. Pero en el caso de querer utilizar técnicas de reproducción asistida, o que el varicocele produzca dolor, atrofia testicular o esterilidad, entonces si es recomendable una reparación del varicocele.

El propósito del tratamiento quirúrgico no es más que sellar la vena afectada, para así poder redirigir el flujo sanguíneo hacia las venas normales. Para aquellos casos de esterilidad masculina, este tratamiento mejora o cura la esterilidad, e incluso puede llegar a mejorar la calidad del esperma.

Estos son algunos de los métodos de reparación:

  • Cirugía abierta. Este tratamiento, el cual es el de mayor tasa de éxito, suele realizarse de forma ambulatoria, con anestesia general o local. Normalmente el cirujano accederá a la vena a través de la ingle (inguinal o subinguinal), pero puede ser que decida hacer una incisión en el abdomen o debajo de la ingle.
  • Cirugía laparoscópica. En este caso el especialista realiza una pequeña incisión en la zona del abdomen, y procede a insertar un instrumento diminuto en la incisión para así poder ver y reparar el varicocele. Solo requiere de anestesia general.
  • Embolización percutánea. Este procedimiento menos usado consiste en insertar un tubo en una vena de la ingle o del cuello, a través del cual puede pasar instrumentos. Para reparar el varicocele, el especialista coloca cables o una solución que provoca una obstrucción de las venas testiculares más grandes, lo que produce la interrupción del flujo sanguíneo.

Regresar