Artículo

   

Un poco de vino tinto ¿ayuda a la fertilidad?

Mucho se ha hablado de los beneficios de un consumo moderado de pequeñas cantidades de alcohol ocasionalmente, principalmente vino tinto y particularmente reportándose beneficios cardiovasculares. Sin embargo, este líquido podría también traer beneficios a las parejas que buscan un embarazo.

Uso del celular durante el embarazo

Un estudio realizado en la Universidad de Washington, en St Lois Missouri, y publicado en la revista “Fertility and Sterility” en el 2017 sugiere que las mujeres que beben un vaso de vino tinto a la semana parecen tener una mejor fertilidad que aquellas que no lo hacen.

Se cree que este efecto puede deberse a un componente clave presente en el vino tinto: el resveratrol, molécula la cual tiene efectos antioxidantes y se encuentra particularmente en las uvas rojas, el cacao y los arándanos, el cual ha demostrado tener efectos protectores sobre los cambios relacionados con el estrés celular.

Uso del celular durante el embarazo

El estudio se realizó mediante la inclusión de 135 mujeres, entre 18 y 44 años, con periodos menstruales regulares, a las que se les asignó un “diario de alcohol”, en el cual debían anotar qué cantidad de alcohol consumían mensualmente. En este periodo los investigadores realizaron pruebas de control, tales como ultrasonido, para calcular el número de óvulos viables que tenía cada participante.

Dentro de los hallazgos se determinó que las mujeres que consumían vino rojo de forma regular demostraban una mejor reserva ovárica, de forma independiente a otros factores tales como la edad o el índice de masa corporal.

Sin embargo, a pesar de que el consumo del vino tinto demostró beneficios, esto sólo fue viable en personas con consumo moderado, por ejemplo, una vez a la semana, notándose un descenso de estos beneficios con el aumento en la cantidad de alcohol consumido periódicamente.

Uso del celular durante el embarazo

No obstante, los resultados de este estudio deberán ser tomados en cuenta de forma cautelosa, puesto que, a pesar de la correlación existente, se desconoce aún si el vino es el responsable de la mejora en la fertilidad de las participantes. Además, aunque los resultados son prometedores y se asemejan a lo constatado por otros estudios evaluando el efecto del vino tinto como antioxidante y cardioprotector, la muestra con la que se trabajó fue muy pequeña, por lo que no llega a demostrarse una gran significancia estadística.

A futuro deberán realizarse estudios más enfocados, que permitan identificar particularmente cuales son los factores que intervienen en este efecto pro-fertilidad, y con muestras mayores, que permitan establecer conclusiones determinantes.

Por lo pronto, el vino en cantidades moderadas puede ser una opción complementaria en parejas buscando un embarazo.

Uso del celular durante el embarazo

Fuente: https://www.fertstert.org/article/S0015-0282(17)31293-1/fulltext