Artículo

   

Simples Cambios Para Mejorar tu Fertilidad

Ya sea que estés teniendo problemas para concebir, o simplemente quieres embarazarte lo más pronto posible, aquí hay unos cuantos tips para mejorar tu fertilidad.

Ejercítate regularmente

De acuerdo con un estudio por Janet Rich-Edwards, directora de epidemiología del desarrollo en el Centro Connor para la Salud de la Mujer y Biología del Género en el Hospital Bringham y de la Mujer en Boston, las mujeres que realizaban actividad física vigorosa en los años previos a intentar embarazarse presentaban una menor probabilidad de infertilidad anovulatoria. De hecho, por cada hora de actividad física vigorosa a la semana existe una disminución de 7% del riesgo, encontrándose el menor en mujeres con actividad física vigorosa por lo menos 5 horas a la semana.

Mejorar tu fertilidad

Evita los lubricantes artificiales:

Un estudio del Centro Médico Sudoeste de la Universidad de Texas demostró que un número de lubricante no-anticonceptivos de uso comercial tenían cierta toxicidad para los espermatozoides similar a los espermicidas. Si es absolutamente necesario, busca opciones naturales, o consulta con tu médico las mejores opciones en estos casos.

Mantén un peso adecuado:

Tanto el peso bajo, como el sobre peso pueden afectar de forma considerable tu fertilidad, por lo que, aumentar o disminuir tu peso, hacia la normalidad, aunque sea un poco, aumenta de forma drástica tus probabilidades de lograr un embarazo. Con tan solo perder un 5% del peso corporal, en el caso de las mujeres con sobrepeso, ha demostrado mejorar la función ovulatoria. Por otra parte, un aumento de peso tan mínimo como de dos kilogramos, en el caso de las personas por debajo de su peso ideal, puede ser suficiente.

Esto también afecta a los hombres, puesto a que cambios hacia la normalidad del peso generará una mayor calidad del esperma.

No olvides el ácido fólico:

Si bien, la evidencia es limitada, algunos estudios sugieren que el consumo de ácido fólico mejora la ovulación. Consumo de entre 400-800mcg previo y durante el embarazo puede ser beneficioso para la mujer. Y en el caso de los hombres, también puede contribuir a una mejor calidad del esperma, reduciendo potencialmente las probabilidades de embarazos no logrados.

Consumo de lácteos:

Existen artículos que hablan sobre cómo el consumo de leche entera y derivados lácteos como el queso y el yogurt pueden mejorar la ovulación. Mientras que este efecto no se observa en consumo de descremados o productos light. Sin embargo, esto no quiere decir que el consumo deba ser de forma excesiva. Lo ideal es consumirlos sin afectar la dieta normal, para no llegar a sobrepeso u obesidad.

Mejorar tu fertilidad

Calcula los días correctos:

Llevar un calendario de fertilidad es útil, empezando por contar el inicio del periodo se sabe que la mayoría de las mujeres ovula aproximadamente 14 días antes del próximo periodo; esto quiere decir que si tu ciclo dura entre 24-30 días, tus días de ovulación ocurrirán entre el día 10 y el 16. De esta forma, si intentan durante los cinco días previos a la ovulación o el mismo día, las probabilidades son mayores.

Mejorar tu fertilidad

Existen actualmente kits predictores de ovulación, que pueden ayudarte a saber cuándo son los días de mayor fertilidad, y son útiles en llevar un cálculo adecuado.

Elimina las grasas trans:

Se ha encontrado que las grasas trans se asocian a un alto riesgo de infertilidad. Se sabe que aumentan la resistencia a la insulina, y las mujeres con alta resistencia a la insulina suelen tener alteraciones de la ovulación. Recuerda leer adecuadamente las etiquetas y evita las grasas trans.

Deja el humo:

La evidencia que demuestra la relación entre el tabaco y la infertilidad es contundente, tanto para hombres como mujeres. Se sabe que las toxinas del cigarro interfieren con la producción de estrógenos, e incluso propician mutaciones genéticas. En el caso de los hombres, disminuye la calidad y cantidad de los espermatozoides, generando inclusive anormalidades de la forma.

Cafeína y alcohol.

Aunque existen evidencias contradictorias respecto al consumo de estas dos sustancias debido a que cada persona metaboliza el alcohol y la cafeína de forma distinta.

Mejorar tu fertilidad

Sin embargo, estudios realizados sobre la fertilidad asistida han arrojado evidencia de que el consumo de alcohol, incluso un mes o más previo a un procedimiento de embarazo asistido puede presentar complicaciones o fracasos del procedimiento, con un aumento del riesgo de abortos espontáneos y disminución de las tasas de éxito.

Aunque no se ha determinado la causalidad atribuible, lo mejor es disminuir las cantidades ingeridas de alcohol y cafeína cuando estás intentando concebir.