Artículo

   

Principales Enfermedades Que Causan Infertilidad

La infertilidad es un problema que padecen en México al menos 3 de cada 10 parejas, y existen ciertas enfermedades que pueden contribuir a padecer  infertilidad.
Desgraciadamente existen enfermedades que pueden ocasionar problemas reproductivos con diferentes niveles de complejidad. Por lo que tu mejor aliado es la prevención y precaución.
A continuación te mencionemos algunas de las más frecuentes  que podrían ocasionarte estragos en tu fertilidad.

Estrés

En la actualidad es muy recurrente que las mujeres tengan hábitos de vida muy acelerados, trabajos muy agitados o estresantes. Desagraciadamente la mayoría niegan padecer esta enfermedad, por lo que no se le trata a tiempo.
De hecho recientes estudios demostraron que las mujeres con altos niveles de cortisol -conocida comúnmente como “hormona del estrés”- padecen problemas de ovulación o bien tienen ciclos muy irregulares, por lo que presentan dificultades para concebir.
Para evitar que este padecimiento contribuya a la infertilidad lo ideal es recurrir a técnicas para manejar y reducir el estrés y en caso de que el padecimiento sea severo, lo mejor es acudir a un especialista.
En la siguiente imagen podrás conocer más sobre cómo afecta el estrés a tu cuerpo:

Infecciones

Son diversas las infecciones bacterianas que representan una amenaza para la fertilidad de la mujer y del hombre. Desde una simple infección vaginal hasta infecciones que se transmiten por vía sexual, pueden entorpecer la fertilidad de la pareja, y la mayoría de las veces los síntomas pasan inadvertidos.
Lo fundamental es el diagnóstico y el tratamiento oportuno para evitar este tipo de consecuencias, puesto que si se diagnostica precozmente y  el tratamiento se limita al simple uso de antibióticos, seguramente las complicaciones serán menores, y disminuye el riesgo de infertilidad
Las infecciones de transmisión sexual como la gonorrea y la clamidia son responsables de muchos casos de esterilidad femenina.

Problemas tiroideos

Esta enfermedad es hasta diez veces más frecuente en el sexo femenino ocasionando diversos  trastornos ovulatorios. Los problemas con la glándula tiroides son frecuentes en mujeres de 25 a 45 años. Las alteraciones tiroideas pueden afectar de algún modo la fertilidad de la mujer e impedir que se quede embarazada.
Además que el hipertiroidismo también puede ocasionar problemas en el feto y aumentar el riesgo de padecer algún aborto espontaneo durante el primer trimestre de gestación, si el tratamiento no es aplicado.
Algunos síntomas de alerta son los desórdenes del peso,  sueño y la intolerancia al frío o al calor.

Enfermedad celíaca 

Los problemas para lograr el embarazo pueden ser un primer aviso de que la mujer celiaca sin diagnosticar padece esta enfermedad. Por este motivo, los expertos aconsejan que a todas las mujeres infértiles sin causa conocida se les realicen las pruebas serológicas (detección de anticuerpos en sangre) para determinar si son o no celiacas.
Es una afección autoinmune caracterizada por una intolerancia al gluten permanente y, por provocar una alteración en la absorción de nutrientes, exige el seguimiento de una dieta adecuada libre de gluten, una proteína que se encuentra en la cebada, trigo, centeno y avena.
Su relación con la fertilidad proviene por el hecho de que estas sustancias son esenciales para el metabolismo hormonal y pueden ser a veces el factor responsable de la infertilidad. 
No obstante, en cuanto la enfermedad se controla y la paciente lleva una dieta sin gluten, los riesgos del embarazo son los mismos que los de la población general, aunque habrá que asegurar que el aporte de nutrientes es el correcto para que el feto pueda desarrollarse correctamente.

Endometriosis

La endometriosis es un trastorno que ocurre cuando el tejido que normalmente recubre el interior del útero (endometrio) se encuentra fuera del útero. La endometriosis puede desarrollarse fuera del útero, en los ovarios y las trompas e incluso en la vejiga o los intestinos.
Esta enfermedad crónica, que se autoalimenta con cada menstruación, produce desde dolores intensos hasta quistes en los ovarios y adherencias de los propios tejidos (trompa, útero, intestino, etcétera) alterando el correcto funcionamiento reproductivo, ocasionando en muchos casos infertilidad. Aproximadamente una tercera parte de las mujeres con endometriosis padecen de infertilidad.

Cáncer

Existen diferentes tipos de cáncer que podrían afectar la posibilidad de tener un hijo, debido a que las células de reproducción disminuyen la ovulación.
Tanto el cáncer como los tratamientos requeridos para su manejo pueden afectar el potencial fértil en el hombre y la mujer. El cáncer de ovario y de testículo pueden afectar la función de estos órganos, productores de óvulos y espermatozoides respectivamente, necesarios para el logro de un embarazo.
Además que el tratamiento con quimioterapia y radioterapia en la zona pélvica pueden acabar la reserva de óvulos en los ovarios, al igual que disminuyen drásticamente la capacidad del útero de llevar al término un embarazo y afectar de manera definitiva la capacidad de producción de espermatozoides a nivel testicular.

Tabaquismo

Este es el factor causante de infertilidad femenina más frecuente.
Prácticamente el efecto que causa el tabaco en las mujeres es comparable a tener diez años más, genera una mala calidad ovocitaria y embrionaria, mientras que en los hombres provoca alteraciones en los niveles hormonales que afectan a la calidad y cantidad del esperma, así como a la movilidad y las variaciones en su morfología.
Una estadística interesante señala que las personas con tabaquismo aumentan las posibilidades de padecer problemas de reproducción hasta en un 50%.
En la siguiente imagen conocerás como contribuye el tabaco a la infertilidad tanto en hombres como en mujeres.


 

Obesidad

Los aumentos o descensos desmedidos de peso y, sobre todo muy abruptos, pueden llegar a  producir alteraciones en la liberación de las hormonas encargadas de la regulación del ciclo reproductivo. Lo aconsejable es consultar con un especialista en nutrición para controlar estos padecimientos a tiempo y evitar problemas con la fertilidad de la persona.

Conclusión

Como podrás ver estos son algunos de los muchos padecimientos que pueden complicar el tema de la fertilidad, sin embargo el conocer en profundidad sus consecuencias puede alertarte a mantenerte en continua revisión y acudir periódicamente a la consulta médica ante cualquier síntoma a fin de favorecer el diagnóstico precoz de estos males que tanto atentan contra la posibilidad de ser padres.
Fuente: Fertifarma