Artículo

   

“Para conocer la tasa de embarazo, marque 1”

Telefono

Lo que todos los pacientes deben preguntar antes de elegir al médico o clínica especializada en reproducción asistida.

“Ayer le escribí al doctor para preguntar el costo de una FIV y el porcentaje de éxito y esto fue lo que me contestó: La fertilización in Vitro cuesta (XX) mil pesos más medica-mentos y la tasa de embarazos es del 30-40% aprox. Por favor llame cuando deseé la cita y le pido que traiga todos sus estudios.

Este es un comentario publicado por una futura paciente en un foro dedicado a temas de infertilidad/fertilidad en México. El médico que responde, de quien se omite el nombre en este artículo, es un especialista reconocido en el ámbito de la reproducción. Quizá por eso, sorprende que se atreva a dar por correo electrónico una tasa de embarazo como si se tratara de un número telefónico, es decir, fijo y útil para todo el que marque. También sorprende la contestación de otra participante en el mismo foro:

“Es cierto, es mucho más barato, Pero la tasa de embarazos también!!!”

Este ejemplo ilustra claramente la situación tan frecuente en la que la argucia de algunos médicos queda como verdad ante la falta de conocimiento de algunos pacientes.

Mujer embarazada con letreroLa pregunta que deben formular quienes buscan asistencia médica reproductiva es: ¿Qué probabilidad tengo de tener un bebé en casa? Hay palabras y frases claves en este planteamiento. La primera de ellas, es “tengo”, es decir, se refiere a la probabilidad de una persona específica con condiciones únicas como son la causa o causas de su infertilidad, edad de la mujer, etc. y no, a la tasa promedio que proclama alcanzar el centro o consultorio médico. La segunda frase clave es “bebé en casa”, que no es lo mismo que embarazo clínico. La tasa de nacimientos o de “bebés en casa” es la única medida real de éxito. Los pacientes deben saber que algunas clínicas definen el éxito en términos de una prueba positiva de embarazo o de un embarazo aún si éste se pierde posteriormente por cualquier causa como aborto o gestación ectópica, fuera de la cavidad uterina.

De acuerdo a la Sociedad de Tecnologías de Reproducción Asistida (Society of Assisted Reproductive Technologies, SART), de Estados Unidos, la probabilidad aproximada de lograr el anhelado bebé en casa con el uso de técnicas como la fertilización in vitro, es de:

  • 41 - 43% para mujeres menores de 35 años
  • 33 - 36% para mujeres de 35 a 37 años
  • 23 - 27% para mujeres de 38 a 40 años

Otra referencia es la que publica la Red Latinoamericana de Reproducción Asistida (RedLara), organización que se ocupa de registrar el resultado de cientos de clínicas en Latinoamérica. Según datos de esta fuente, en el 2002 la tasa más alta de embarazo por aspiración, es decir, por ciclo que llega a la aspiración de óvulos, es del 34.6%

Es importante poner estas cifras en contexto para comprender mejor su significado. Diversos estudios han mostrado que en cada ciclo menstrual las parejas sin problemas de fertilidad tienen tan solo el 20% de probabilidad para iniciar un embarazo. Por ende, aunque una cifra del 28% pueda parecer baja, de hecho, es significativamente superior a la probabilidad que ofrece la naturaleza.

Prueba de embarazoEl éxito depende de varios factores; la edad de la mujer, es uno determinante. La probabilidad de éxito disminuye conforme aumenta la edad de la mujer, particularmente después de los 35 a 37 años. La tasa de éxito también depende del número de embriones transferidos. Sin embargo, transferir más embriones de los que corresponden con las circunstancias de cada caso no incrementa la probabilidad de embarazo pero sí aumenta el riesgo de un embarazo múltiple.

El impacto que tiene el número de embriones transferidos en la probabilidad de embarazo también depende de la edad de la mujer. Por ejemplo, para muchas mujeres menores a 35 años de edad el transferir dos o más embriones no incrementa la probabilidad de embarazo pero sí, el riesgo de embarazo múltiple.

En la actualidad, la captura ovular, fertilización y desarrollo temprano del embrión son procesos que se logran con gran eficiencia. Los problemas más importantes radican en la implantación del embrión y en la pérdida temprana del embarazo. Aún se desconocen todos los factores que intervienen para que se logre una implantación que conlleve al inicio de un embarazo y que culmine con un bebé en casa.

Buscar información veraz es parte del proceso de preparación para iniciar un ciclo de tratamiento con expectativas realistas. En este sentido, los buenos pacientes también contribuyen a que la información que brindan los médicos sea objetiva y corresponda con las necesidades específicas de cada persona que los consulta, en lugar de ser tan solo un argumento promocional.