Artículo

   

Ovarios Artificiales ¿Realidad o Ciencia Ficción?

Los ovarios son los órganos reproductivos de la mujer y son los responsables de la producción de ovocitos. Estos son necesarios para llevar a cabo una adecuada función reproductiva y desarrollo intrauterino del feto. 

La fertilidad se puede ver amenazada cuando existe una función ovárica disminuida, o incluso, en pacientes diagnosticadas con algún tipo de cáncer que requiera la administración de quimioterapia o radioterapia que pudieran afectar el funcionamiento adecuado de estos órganos.

Ovarios artificiales

Un equipo en Dinamarca logró desarrollar un contenedor que puede preservar las células ováricas en sus formas más tempranas y lograr también el desarrollo a folículos ováricos que contengan los ovocitos. Esta investigación fue presentada por la Dra. Susanne Pors, coautora del estudio, en la Reunión Anual de la Sociedad Europea de Reproducción Humana, que se llevó a cabo el mes pasado en Barcelona.

Los autores del estudio explican que, para la gran mayoría de las mujeres que se someten a tratamientos de quimioterapia y radioterapia, conservar la fertilidad se vuelve un reto. Estas terapias intensas suelen dañar o incluso destruir el tejido ovárico, por lo que las opciones se vuelven limitadas.

Una de estas opciones es preservar ovocitos y congelarlos después, para su utilización posterior a la terapia para el cáncer y posteriormente llevar a cabo una fertilización in vitro. Otra opción es la extirpación de tejido ovárico antes del inicio del tratamiento para el cáncer y la re-inserción del mismo posterior al tratamiento, sin embargo, este método suele usarse con poca frecuencia por el latente riesgo de que existan células cancerosas en el tejido re-implantado y este vuelva a diseminarse por el cuerpo. En este nuevo estudio se pretende utilizar este tejido, en un laboratorio, sin correr el riesgo de re-implantar el cáncer.

Ovarios artificiales

“Este andamio se origina del mismo tejido de la mujer o de tejidos donados” explica la Dra. Pors, “si el tejido ovárico puede someterse a bio-ingeniería para convertirse en un andamio e implantarse con folículos congelados en etapas tempranas, estos podrían concluir su desarrollo de forma natural y ayudar a recuperar la fertilidad en las pacientes sin el riesgo de re-introducir células cancerosas en su organismo”.

Como un paso inicial, el equipo utilizó tejidos donados para retirar todas las células cancerosas posibles utilizando un tratamiento químico de tres días. “Los folículos que permanecen“, dijo Pors, “son no-cancerosos, y esto es porque se desarrollan durante la vida fetal de la mujer. Estos están cubiertos por una membrana basal que no permite el acceso a células malignas”. Lo que queda posterior al tratamiento es un “andamio des-celularizado”, con un alto contenido de proteínas y colágeno que pueden ayudar a sostener a los folículos. Posteriormente se realizó la implantación de estos y tras la administración de nutrientes y una atmósfera adecuada, se notó el crecimiento y maduración a folículos ováricos completamente desarrollados.

El siguiente paso fue la implantación de estos andamios en 20 ratones de forma experimental, lo que también contribuyó al desarrollo de los folículos, y se logró una supervivencia adecuada de estos folículos ováricos en este andamio artificial.

Ovarios artificiales

Los investigadores continúan esperanzados de que esto pueda significar una nueva conducta para la prevención de la fertilidad en personas con afecciones ováricas y particularmente en aquellas que deben someterse a tratamientos contra el cáncer. Aún se requieren estudios para demostrar la eficacia y efectividad en humanos, sin embargo, el futuro se ve prometedor.

Fuente: https://edition.cnn.com/2018/07/01/health/eshr