Artículo

   

Factores de Riesgo Maternos para la Obesidad Infantil

Una predisposición a aumentar de peso durante la niñez puede ser la consecuencia de factores que suceden durante la vida fetal. Actualmente no se conoce con exactitud el mecanismo por el cual se desarrolla la obesidad infantil, sin embargo, los estudios epidemiológicos demuestran que hay correlación entre factores maternos y la composición corporal de los hijos. Algunos de los factores que se han investigado incluyen la obesidad materna pregestacional, el aumento de peso durante el embarazo y el tabaquismo.

Obesidad infantil

Obesidad Materna:

Se ha encontrado una fuerte relación entre el aumento de tejido graso materno y la obesidad infantil, observándose un riesgo del doble de probabilidades de que el hijo de una mujer con sobrepeso u obesidad previa al embarazo fueran obesos, en comparación con los hijos de madres con peso normal. Esta asociación persiste inclusive más allá de la edad infantil, pues existen estudios que demuestran que la obesidad materna es el predictor más importante de la obesidad en todas las edades del niño, incluso hasta la adolescencia. Estos hallazgos sugieren que los efectos del sobrepeso materno en el niño podrían deberse a una propensión temprana a aumentar de peso, la cual se perpetúa e incluso aumenta conforme el niño crece.

Obesidad infantil

Para el metaanálisis que se llevó a cabo, se evaluaron estudios en donde se tuvieron como hallazgo fuertes pruebas de la influencia de la obesidad materna. La obesidad paterna se tuvo en consideración también, sin embargo, si bien los factores ambientales y nutricionales de la familia influyen de manera directa en el peso del niño, la obesidad paterna no se concluyó determinante dentro del riesgo de presentar propensión a subir de peso.

Esta relación se confirma al estudiar un grupo de madres obesas candidatas a cirugía bariátrica, en las que se observó que la obesidad de los hijos nacidos de mujeres obesas previo a la cirugía prevalecía en un 65%. Mientras que en las que el procedimiento bariátrico se realizaba ante del parto, disminuía hasta a un 35%.

Esta asociación se cree que se debe a diversos mecanismos, entre los que destacan: mecanismos genéticos; disfunción de la regulación del metabolismo de glucosa, insulina, lípidos y aminoácidos; o, como se mencionó previamente, exposición al ambiente familiar predisponente (tipo de comida, actividad física, sedentarismo).

Aumento de Peso Durante el Embarazo

Si bien, durante un embarazo un aumento progresivo y controlado del peso es algo esperado, no debe confundirse con un aumento excesivo del mismo.

El aumento de peso durante el embarazo (APDE) se ha visto consistentemente asociado a un mayor índice de obesidad en los hijos. En un estudio se encontró una relación entre el APDE con un incremento del 30% de obesidad en niños de 3 años por cada 5 kilogramos de peso total ganado durante el embarazo.

Se ha demostrado que un aumento mayor a 18kg durante el embarazo se asocia con sobrepeso y obesidad durante la primera década de la vida en los niños. Independientemente del peso antes del embarazo, la edad o el número de embarazos.

Obesidad infantil

Se estima que el aumento APDE es responsable del 16.4% del riesgo de desarrollar obesidad infantil, sin embargo, esta relación fue similar cuando se realizó estratificación por etapa de vida, sugiriendo que el APDE se asocia con obesidad de los hijos desde la niñez hasta la edad adulta.

Resultados preliminares han tenido como hallazgo que, estos cambios se ven principalmente cuando el aumento de peso se da en los dos primeros trimestres del embarazo.

Tabaquismo Materno.

Estudios observacionales y de cohorte han mostrado una asociación clara y consistente entre el tabaquismo materno durante el embarazo y un aumento de las probabilidades de desarrollar obesidad infantil, demostrando hasta 1.5-2 veces mayor probabilidad de aumentar de peso. Esta asociación se mantuvo incluso cuando se hicieron ajustes a la dieta y a otras características del estilo de vida.

El tabaquismo, por sí solo, se asocia a un incremento de los partos pre-término. Sin embargo, es en aquellos niños de adecuada edad gestacional, en los que se observa esta predisposición a la obesidad durante la infancia.

Como los datos de los estudios analizados consideraban la menor exposición al tabaco en la etapa más temprana del embarazo, los hallazgos pueden considerarse incluso demasiado conservadores sobre el efecto real del cigarro y su relación con la obesidad infantil. Hay evidencia, sin embargo, de una asociación dosis-respuesta, aunque no está determinado con exactitud.

Obesidad infantil

El mecanismo causal por el que se explica el efecto del tabaquismo durante el embarazo y su asociación con el riesgo de obesidad aun no se comprende del todo. Se sabe que el tabaquismo se asocia a nacimientos pretérmino y bajo peso al nacer, probablemente secundario a la vasoconstricción y disminución del aporte de oxígeno hacia el feto. Se han planteado hipótesis que proponen que esta alteración afecta los patrones de crecimiento infantil, llevando al riesgo de obesidad.  Por otra parte, la exposición a la nicotina también se ha considerado, dado que se sabe que posee un fuerte efecto a largo plazo en el control del apetito.

Una de las cuestiones importantes a considerar es la dependencia del tiempo y su manifestación en los patrones de crecimiento: en mujeres que fuman más intensamente durante el primer trimestre del embarazo suelen asociarse más al sobrepeso de los niños, mientras que el cigarrillo durante el final del embarazo se asocia más a bajo peso al nacer.

Obesidad infantil

Conclusión

La obesidad infantil es un problema multifactorial, que deberá tratarse de forma experta y con un abordaje multidisciplinario. Conocer estos factores de riesgo puede ayudar a planear mejor un embarazo y saber de qué forma cuidarse, para de esta forma evitar enfermedades de inicio temprano y las complicaciones asociadas al sobrepeso y la obesidad.

Fuente: Hollis J., Inskip H., Robinson S. (2018) Maternal Determinants of Childhood Obesity: Maternal Obesity, Weight Gain and Smoking. In: Freemark M. (eds) Pediatric Obesity. Contemporary Endocrinology. Humana Press, Cham