Artículo

   

Entendiendo el Aborto Espontáneo

Embarazarse es, por lo general, un acto natural y sencillo; y en la mayoría de los casos no se requieren más que cuidados básicos para llevar a cabo un embarazo saludable y seguro. Sin embargo, no todos los embarazos son iguales, y en algunos casos los factores de riesgo suelen manifestarse de formas distintas e inespecíficas.

Una de las situaciones más temibles ante las que se puede encontrar una madre -sea primeriza o haya tenido hijos previamente- es un aborto espontáneo. Antes que nada, es importante hacer énfasis en que si bien existen factores atribuibles tanto al producto como a la madre, un aborto nunca debería conllevar culpa.

Si bien, no es un tema agradable, es importante conocer los signos y síntomas, para que, con una atención médica adecuada, puedan tomarse las medidas necesarias para evitar la progresión, o en casos inevitables, hacerlo de la mejor manera.

¿Son comunes los abortos espontáneos?

De acuerdo con el Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York, los abortos espontáneos ocurren hasta en un 20% de los embarazos en Estados Unidos. En México, la estadística de los artículos publicados habla de hasta el 15% de todos los embarazos como abortos no inducidos.

Puede suceder en cualquier momento dentro de las primeras 20 semanas del embarazo, tras lo cual se conocen como “pérdidas fetales” u “óbito fetal”.

¿Cuáles son los síntomas de un aborto espontáneo?

  • “Manchado vaginal” o sangrado vaginal: Se refiere a descargas de sangre a través de la vagina que pueden variar desde simples manchas hasta sangrado abundante. Si bien, durante el embarazo, el manchado vaginal ocasional puede llegar a considerarse normal, la persistencia del mismo es uno de los signos tempranos de aborto.

Ante la presencia de sangrado vaginal, cualquiera que sea la cantidad, lo ideal siempre es acudir con tu ginecólogo.

Aborto

  • Calambres abdominales, cólicos o dolor vaginal: las contracciones uterinas tempranas de intensidad leve también pueden ser normales al inicio del embarazo, pero si continúan o aumentan de intensidad o frecuencia pueden ser datos de desprendimiento del óvulo fecundado de la pared del útero: aborto espontáneo.  Es importante mantener una comunicación adecuada con tu médico, e identificar de forma inmediata cuando un dolor es anormal o más fuerte de lo esperado.

Aborto

  • Descarga o flujo vaginal anormales: No solamente la sangre fresca es un signo temprano de aborto, la presencia de flujo vaginal de color café o de color rosa puede hablar de sangrado uterino interno no reciente, y habla de un aborto en evolución. Este es un dato de urgencia inmediata, por lo que deberá acudirse al médico o al área de urgencias obstétricas de forma inmediata.
  • Fiebre: La fiebre por encima de 38°C es un signo de respuesta inflamatoria del organismo. Presentar fiebre durante el embarazo, si bien es un signo inespecífico, puede representar datos de algo más severo, desde una infección por algún patógeno ajeno a una situación ginecológica, hasta un aborto en curso. En cualquiera de los casos, ya sea por una infección bacteriana o viral, o ante la situación de aborto, es importante no pasar por alto la fiebre y acudir con el médico inmediatamente.

Aborto

  • Expulsión de tejido: Este es más bien un dato confirmatorio e irreversible, si durante un evento de cólico se nota la salida de tejido (placenta, membranas, o incluso el feto) es importante la valoración médica, tanto para evaluar que no hayan quedado restos que pudieran causar una infección grave (abortos incompletos, abortos sépticos), así como para poder brindar asesoría sobre cómo lograr un embarazo futuro de la mejor manera.

Otras consideraciones:

El aborto incompleto ocurre cuando parte del tejido se queda dentro del útero. Al no ser identificado y tratado de forma adecuada y a tiempo, lleva a una infección severa que pone en riesgo la vida.

Aborto

Los síntomas y signos incluyen descarga vaginal de olor fétido, sangrado vaginal, calambres y cólicos, así como fiebre. El tratamiento es forzosamente ginecológico y puede requerir aspiración de los remanentes, o incluso un legrado terapéutico para retirar de forma cuidadosa y completa. Esto puede representar un reto emocional muy fuerte, por todas las implicaciones que representa. Sin embargo, es importante llevarlo a cabo para poder asegurar un adecuado estado de salud, así como, embarazos futuros.

En las recomendaciones que otorgamos están principalmente la de acudir al médico, esto es porque un aborto espontáneo no es algo que deba tomarse a la ligera, conlleva muchos riesgos, y sobre todo, múltiples implicaciones. En el círculo más cercano suelen incluirse a personas que podrían tener recomendaciones o remedios caseros bien intencionados, sin embargo, ante los datos aquí presentados lo mejor es no arriesgar la salud y aclarar las dudas a tiempo, para evitar las complicaciones.

Aborto

Por otra parte, ante una situación de aborto, es importante contar con una red emocional de apoyo, que puedan brindarte soporte durante el estado de duelo. Esta situación puede causar mucho dolor emocional, por lo que contar con apoyo podría facilitar el superarlo.

Fuente: www.obgyn.net/integrative-medicine/understanding-miscarriage