Artículo

   

Depresión Postparto

La depresión postparto comprende una mezcla compleja de cambios físicos, emocionales y de comportamiento, que ocurren en una mujer posterior al parto. De acuerdo con el manual de padecimientos mentales DSM-5, se trata de una forma de depresión mayor, que se manifiesta usualmente en las primeras 4 semanas posteriores al parto. El diagnóstico se realiza con base en el tiempo entre el parto y el inicio, sino también la duración y severidad de la depresión.

Depresión postparto

¿POR QUÉ OCURRE?

Se asocia a cambios químicos, psicológicos y afecciones sociales asociadas a tener un bebé. Se incluyen un rango amplio de cambios emocionales y físicos que muchas madres primerizas pueden llegar a experimentar.

En cuanto a los cambios químicos, se incluyen descensos rápidos en los niveles hormonales posteriores al término del embarazo. De manera normal, los niveles de estrógeno y progesterona se elevan hasta diez veces por encima de sus límites normales, durante el embarazo, estos niveles se mantienen de forma elevada por acción de la placenta y la estimulación neuronal, situaciones que cesan de manera abrupta posterior al parto / cesárea, por lo que, en menos de una semana posterior al parto estos niveles regresan a la normalidad.

Si bien, estos cambios ocurren en todas las mujeres posterior a dar a luz, la asociación con cambios psicológicos actúa como factor de riesgo.

Depresión postparto

¿CUáLES SON LOS SíNTOMAS?

Se manifiestan de forma similar a lo que normalmente ocurre posterior a dar a luz. Incluyen dificultad para dormir, cambios en el apetito, fatiga frecuente, disminución de la libido, y cambios frecuentes de humor. Sin embargo, estos síntomas también se acompañan de otros comunes de la represión mayor, los cuales no son normales después de un parto: sensación de tristeza frecuente, pérdida de la sensación de placer, sensación de inferioridad y desesperanza. En casos muy severos pueden presentarse ideas suicidas o pensamientos de muerte.

¿CUáLES SON LOS FACTORES DE RIESGO?

Existen factores, que si bien no son la causa directa, se asocian a presentar depresión postparto:

  • Antecedentes de depresión mayor antes del embarazo, o durante el embarazo
  • Edad durante el embarazo – Las personas más jóvenes suelen tener mayor riesgo
  • Ambivalencia acerca del embarazo – Un embarazo deseado/no planeado, por ejemplo.
  • Embarazos previos – Un mayor número de hijos suele asociarse a depresión post parto.
  • Antecedentes emocionales durante la menstruación
  • Red de apoyo nula o ineficaz
  • Conflictos maritales
  • Vivir sola.

Depresión postparto

¿CUáLES SON LOS TIPOS DE DEPRESIóN POST PARTO?

Se han identificado tres tipos de cambios humorales que clínicamente pueden presentarse después del parto:

  • Baby blues o Nostalgia Postnatal: Es la que ocurre en la mayoría de las mujeres en los primeros días posteriores al parto, e incluso puede llegar a considerarse normal. Las madres primerizas pueden presentar cambios repentinos de humor, como pasar de un estado de felicidad a uno de tristeza de forma abrupta. Puede presentarse llanto sin razón aparente, irritabilidad, ansiedad, sensación de soledad y tristeza. Este estado puede variar de duración, desde algunas horas hasta una o dos semanas posteriores al parto. Usualmente no requiere tratamiento médico, y el apoyo emocional suele ayudar mucho en estos casos.
  • La depresión post parto: Puede pasar unos días, o incluso meses después del parto, puede presentarse después de cualquiera de los hijos, no solamente el primero. Se manifiesta similar al baby blues, pero con una duración mayor de los síntomas y con mayor intensidad. Esta condición llega a afectar la capacidad de realizar las funciones diarias. Cuando esto ocurre la atención médica es necesaria, para lograr un adecuado diagnóstico e iniciar un plan terapéutico adecuado y a tiempo. En estos casos, la atención y asesoría por profesionales es indispensable, porque los síntomas pueden empeorar.
  • Psicosis postparto: Es un padecimiento severo que puede afectar a las madres primerizas. Esto puede ocurrir durante los 3 primeros meses después del parto. Se trata de un estado en el que se pueden presentar alucinaciones visuales y auditivas, e incluso en los casos más severos disociación de la realidad. Las manifestaciones iniciales pueden incluir agitación, irritabilidad y presencia de comportamientos no habituales en la persona. En estos casos el tratamiento es urgente y casi todos requieren medicación. En algunos casos más severos puede requerir hospitalización, bajo el riesgo de dañarse a sí misma o a terceros.

Depresión postparto

ALGUNAS SUGERENCIAS PARA EL MANEJO DE LOS CAMBIOS EMOCIONALES POSTERIORES AL PARTO:

  • Pide ayuda – Deja que los demás sepan cómo ayudarte
  • Se realista respecto a tus expectativas sobre ti misma y tu bebé: habrá días buenos y días no tanto.
  • Ejercicio – dentro de los límites establecidos por tu médico, la actividad física puede ayudar a disminuir algunos de los síntomas.
  • Sigue una dieta adecuada.
  • Mantén activa tu red de apoyo, tu pareja, amigos y familiares pueden ayudarte
  • No te aísles
  • Solicita atención médica en cuanto sea necesario.

 

¿CUáL ES EL TRATAMIENTO DE LA DEPRESIóN POST PARTO?

El tratamiento varía dependiendo del tipo y severidad de los síntomas. Las opciones abarcan antidepresivos, psicoterapia y participación en grupos de apoyo.
En el caso de la psicosis post parto, los medicamentos antipsicóticos pueden utilizarse, y en casos severos incluso hospitalización.
En caso de duda respecto al consumo de estos medicamentos y la lactancia, es mejor aclararlo con tu médico.

Depresión postparto