Artículo

   

Como Prepararme para mi Tratamiento de Fertilidad

Si estas por iniciar tu tratamiento de fertilidad, en ese caso debes conocer las recomendaciones, médicas, físicas y emocionales que aquí te daré para que tu tratamiento sea todo un éxito.

Existen diversos factores que te pueden ayudar a alcanzar tu sueño de formar una familia, pero  es mejor ir de la mano de especialistas, así será más seguro y tendrás más posibilidades de que tu tratamiento tenga éxito.

1.- Hacer Ejercicio

Cuando inicie mi tratamiento en una Clínica de Fertilidad en México, me indicaron que hacer los ejercicios adecuados aumenta la fertilidad y regula la fisiología del cuerpo. Además, estar en un peso ideal ayuda a conseguir y llevar un embarazo saludable.

El ejercicio es un medio a través del cual tu cuerpo se mantiene en mejor estado físico y ayudar a que las funciones de tu organismo se mantengan con normalidad.

Si no cuidas tu alimentación y no realizas ejercicio con regularidad las posibilidades de padecer diabetes gestacional, diabetes y  presión arterial alta se incrementa, como consecuencia las posibilidades de que tu tratamiento sea un éxito disminuyen.
Seguramente te preguntarás ¿Cuáles son ejercicios que ayudaran a mi fertilidad?, bueno, primero te comento que lo mejor es iniciar poco a poco.
Si ya haces ejercicio, aumenta el ritmo, pero no te excedas, especialmente si tu complexión es delgada, ya que la ausencia de grasa puede traer problemas en la concepción.
Estas con algunas actividades que puedes realizar para ejercitarte:

Antes del tratamientos
Fuente: http://maternidadfacil.com/

 

El segundo punto es un complemento del anterior, así que pon mucha atención.

2.- La alimentación es fundamental

Llevar una alimentación saludable es algo que todos los médicos recomiendan, esto se aplica a cualquier persona, pero cuando se está por iniciar un tratamiento de fertilidad es el doble de importante
¡Ten en cuenta! que una óptima dieta garantiza el desarrollo normal del bebé!
Veamos que alimentos son los que te ayudarán

Proteína

Es una parte fundamental de tu dieta, puedes consumir proteína animal o si lo prefieres puedes optar por proteína vegetal que puedes encontrar en las semillas como los fríjoles, habas, lentejas, chicharos, quínoa y garbanzos.

Consume Productos Lácteos

Lo más recomendable es que bebas un vaso de leche entera, o bien consumas un pequeño plato de nieve o yogurt al día. Si lo prefieres puedes cambiarlos por sus versiones baja en grasa.
Cuando estés en tratamiento, te recomiendo comer una taza de queso cottage como tu porción de lácteo diaria.
Cereales
Fuente: http://bodytone.eu/blog/

Consume Suficiente Hierro

Te recomiendo que consumas frutas, verduras y semillas. De preferencia evita consumir mucha carne roja, ya que algunos de estos alimentos contienes grasas saturadas. También agrega a tu dieta vitamina C (limón, naranja, brócoli, tomate, etc) estas frutas ayudar a tu cuerpo a absorber el hierro.

Antioxidantes

Tu cuerpo fábrica de forma natural algunos antioxidantes, pero otros debe extraerlos de la alimentación. Cinco piezas al día de fruta y verdura es una excelente manera de asegurar una ingesta adecuada de este elemento.
Alimentos antioxidantes
Fuente: http://1.bp.blogspot.com

Vitamina B

En general necesitas diversas vitaminas y minerales que podrás encontrar en las frutas y verduras. Sin embargo la  vitamina B es fundamental para la ovulación y  la implantación, pero además son importantes para el control hormonal y el desarrollo fetal.

Ácido Fólico

Recueda que debes de cuidar tu cuerpo y mente. Tomar ácido Fólico ayuda a prevenir defectos en la médula espinal y el cerebro. Es importante consumir una cantidad suficiente antes y durante el embarazo.
El ácido fólico lo encontraras en diversos cereales, legumbres, plátano, aguacates, levadura, sardinas, huevos, trucha, cordero y requesón. O si no puedes optar por consumir una pastilla diaria la cual aporta la porción necesaria.

3.- Hidrata tu cuerpo

Mantenerte hidratada te hará sentir mucho mejor además de ayudarte con la limpieza de las toxinas de tu cuerpo. El café y el té están bien, pero con moderación. Lo que te recomiendo es alejarte por completo de las sodas azucaradas.
Reponer el Agua
Fuente: http://www.ainaragm.es/agua-ejercicio/#sthash.nsRcgGwb.dpbs

4.- Prepárate Emocionalmente

Entre cuatro y seis de cada diez parejas abandonan el tratamiento de fertilidad debido a la carga emocional con la que se enfrenta.
Lo mejor es prevenir esta situación. Antes de comenzar tu tratamiento puedes apoyarte de las siguientes recomendaciones que te enlistamos con la finalidad de que junto a tu pareja mantengan una estabilidad emocional que ayude en el proceso del tratamiento.

Establezcan una Comunicación Sana

Incertidumbre, miedo, desesperanza puede ser algunas de las emociones y sentimientos que experimentarán antes de comenzar el tratamiento, la mejor manera de sobrellevarlos es contárselos a tu pareja y ambos enfrentarlos con amor y objetividad.
Si existe una buena relación y mucha comunicación entre ustedes será mucho más sencillo de sobrellevar el tratamiento completo, al igual que perseverar hasta lograr un embarazo.

Manténganse Informados

Antes de iniciar su ciclo, pueden sentarse ambos y realizar una lista de preguntas adicionales o persistentes sobre el tratamiento de fertilidad al que se someterán,  y en su siguiente cita  plantear sus dudas y discutir sus preocupaciones con el médico especialista.

Busquen Ayuda de un Profesional

Dice un dicho que “Un gramo de prevención vale más que una kilo de curación.” Es importante elegir un psicólogo que  tenga el conocimiento y la sensibilidad necesaria para proporcionar el apoyo adecuado durante tu tratamiento de fertilidad. Podrá ayudarte a ti y a tu pareja a entender y canalizar sus emociones de manera sana.
También puedes utilizar técnicas de reestructuración cognitiva para identificar pensamientos negativos recurrentes sobre el ciclo o acerca de la infertilidad, y replantearlos en pensamientos y  declaraciones positivas.
Lo recomendable es que tu clínica te brinde la atención requerida, hay algunas que no ofrecen este servicio, sin embrago puedes buscar en directorios de clínicas de fertilidad alternativas para su tratamiento psicológico.

Diviértanse Juntos

El humor es una gran terapia. Durante su ciclo de fertilidad, haga planes para ver películas o sus programas favoritos de televisión de comedia o leer un libro humorístico.

Desahoguen sus Sentimientos Mediante la Escritura

Las investigaciones muestran que escribir sobre un evento estresante puede ser un proceso terapéutico y ayudar a reducir los sentimientos de ansiedad, depresión y angustia.  Dedica por lo menos 20 minutos cada día para escribir sobre cómo te sientes con el tratamiento.

Intégrense a Foros o Grupos

Identificar grupos de apoyo en los que puedas confiar durante tu ciclo, y conocer sus experiencias respecto a los tratamientos que hayan pasado te ayudara mucho. Puedes encontrarlos en las redes sociales, o bien preguntar en tu clínica si cuentan con uno.
Espero que cada una de estos puntos te ayude a prepararte para tu tratamiento de reproducción asistida, recuerda que siempre hay esperanza y que es mejor contar con la asesoría de especialistas.

Nos leemos la próxima.