Artículo

   

¿Cómo identificar cuando hay problemas de infertilidad?

Si eres mujer y te gustaría tener hijos o lo estás considerando, esta información puede ser muy valiosa para ti.

Tal vez aún no estas decidida del todo o consideras que es algo que llegará de manera natural en el momento adecuado, pero lo mejor es que estés alerta para identificar cuando hay problemas de infertilidad.

Bueno, para empezar te comento que la tasa de infertilidad en la población ha ido creciendo en estos últimos años hasta llegar al 20%.

No comparto este dato para alarmarte, sino para que estés conscientes sobre lo que sucede en su cuerpo. De esta manera podrán tener un tratamiento oportuno en caso de alguna irregularidad.

Estos son los aspectos a los que debes poner más atención para atenderte a tiempo en caso de infertilidad:

Menstruación irregular

El ciclo de ovulación normal de una mujer tiene una duración de 28 días, aunque puede variar entre 21 a 35. Esto depende de diversos factores como la alimentación, los hábitos etc.

Las principales causas pueden ser trastornos hormonales, enfermedades de la tiroides o el síndrome de ovario poliquístico (SOP). Este último ocurre cuando los folículos no se desarrollan lo suficiente para lograr la ovulación.

El SOP puede ser diagnosticado mediante un examen de nivel hormonal o con una ecografía. En caso de detectarlo es recomendable acudir con alguna Clínica de Reproducción Asistida.

En la siguiente imagen podrás conocer sobre los síntomas más comunes:

SOP

Coágulos en la menstruación

La presencia de coágulos en la menstruación es algo común en las mujeres. Puede ocurrir cuando el sangrado es abundante y el anticoagulante natural no es suficiente.

También puede revelar otras situaciones como:

  • Desequilibrio hormonal
  • Engrosamiento excesivo del endometrio
  • Miomas, pólipos o quistes
  • Anemia
  • Problemas sanguíneos
  • Estrés
  • Endometriosis
  • Aborto involuntario
  • Alteraciones como enfermedades hepáticas o renales

Por eso es importante hacerse revisiones constantes para identificar o evitar alguna de estas situaciones.

Dolor intenso durante el periodo o las relaciones sexuales

Cuando existe dolor pélvico en general es aconsejable asistir al médico, sobre todo si va acompañado de sangrado abundante e inesperado.

El dolor normalmente es causado por:

  • Inflamación pélvica
  • Endometriosis

En el caso de la inflamación pélvica puede ser síntomas de una infección por virus o alguna obstrucción en las trompas de falopio.

La endometriosis ocurre cuando el tejido del útero se expande hacia otros órganos en la cavidad abdominal.

La afectación en la fertilidad depende del grado y las posibilidades de embarazo varían. En la siguiente imagen te explico con mayor claridad.

Enfermedades Metabólicas

Las enfermedades como la diabetes y problemas con la tiroides implican  un desbalance hormonal que puede afectar la fertilidad.

Además de provocar un alteraciones en la química sanguínea, provocando una deficiencia en la producción de espermatozoides por parte del hombre y riegos en el embarazo por parte de la mujer.

Por esta razón se debe acudir al médico siempre que se busque el embarazo bajo estos antecedentes.

Flujo vaginal oscuro (café)

El flujo vaginal es parte del ciclo menstrual de la mujer.

Debe ser claro o amarillento, pero si se observa de color marrón puede ser un signo de alguna enfermedad, desde desequilibrios hormonales, hasta enfermedades de transmisión sexual como clamidia, gonorrea o sífilis.

Estas enfermedades dañan directamente a los órganos reproductivos, causando problemas de fertilidad.

Síntomas mamarios

Las mamas están formadas por glándulas y por lo tanto son sensibles a las hormonas.

Están conectadas directamente con el sistema reproductor femenino. Así como sufren alteraciones durante el ciclo menstrual, también pueden externar algún problema del aparato reproductor.

Si las glándulas mamarias tienen secreción sin la presencia de un embarazo o presentan dolor inusual puede revelar algún desequilibrio hormonal.

Lo que ocurre en estos casos es que se eleva la producción de una hormona llamada prolactina, que provoca ciclos menstruales irregulares, interrupciones en la ovulación y aumenta el riesgo de aborto involuntario.

Antecedentes de cirugías abdominales

Algunas cirugías en el área abdominal pueden llegar a dañar órganos de alrededor. Podrían ocasionar obstrucciones en los conductos de las trompas de falopio, afectando la fertilidad de la mujer.

Cirugías como la apendicitis, peritonitis, embarazos ectópicos o el retiro de quistes ováricos pueden causar la obstrucción.  Y de igual manera si se ha usado el dispositivo intrauterino.

Exceso o déficit de masa corporal

El sobrepeso puede provocar que el cuerpo produzca mayor cantidad de estrógeno, lo cual produce una alteración en el ciclo natural de ovulación. Además de que puede influir en la formación de quistes.

En los hombres también afecta a la producción de espermatozoides y su movilidad, dificultando la fecundación natural. También baja sus niveles de testosterona y llegan a tener disfunción eréctil.

De igual manera las personas con bajo peso se ven afectadas en la producción de la hormona leptina (causa el hambre y sensación de saciedad), lo cual también causa alteraciones en el ciclo menstrual.

En la actualidad existen muchas opciones, desde tratamientos hormonales, hasta procedimientos de reproducción asistida  como la inseminación artificial o la fecundación in vitro.

Otro factor que también puede afectar tu fertilidad es la edad, así que  si tienes alguna sospecha, es mejor acudir con un especialista para que realice los exámenes pertinentes y resuelva todas tus dudas.

Así tú y tu pareja estarán más tranquilos y mejor preparados para la llegada más importante de sus vidas.