Artículo

   

Como Afecta El Hipotiroidismo a La Fertilidad

¿Sabías que? Los problemas con la glándula tiroides son frecuentes en mujeres jóvenes de 25 a 45 años y en algunos casos puede afectar la fertilidad.
Esta enfermedad puede dificultar la posibilidad de quedar embarazada, ocasionando abortos, nacimientos prematuros o retraso en el crecimiento del bebé, por lo que es importante diagnosticar y dar tratamiento a tiempo.
Seguro tienes más inquietudes sobre el tema así que en este post podrás aclarar mucha de tus dudas.
La Tiroides
La función básica de la tiroides es regular tu metabolismo. Segregando las hormonas al exterior, también se encarga de medir la respuesta de tu cuerpo ante otras hormonas.
Las alteraciones tiroideas pueden producirse por:

  • Un mal funcionamiento de la propia glándula.
  • Alteraciones en el hipotálamo o la hipófisis.
  • Mala sensibilización hormonal

Tipos de Problemas tiroideos

Hipotiroidismo

El hipotiroidismo es la consecuencia de una disminución de la actividad de la glándula tiroides, la cual interfiere en la producción de la cantidad suficiente de hormonas tiroideas, esto ocasiona un metabolismo más lento.

Debes saber que si tú tienes antecedentes familiares de enfermedad tiroidea o enfermedad autoinmune, entonces tienes un mayor riesgo de sufrir hipotiroidismo.

Ojo. Aunque es considerado de las enfermedades que causa infertilidad, solo se ha observado un nivel elevado de TSH en el 4.6% de los casos de infertilidad femenina.

Hipertiroidismo

Por su parte, el hipertiroidismo es consecuencia de la hiperactividad de la glándula tiroides, que por lo contrario segrega cantidades excesivas de hormonas tiroideas y hace que el metabolismo se acelere.
Al acelerar el metabolismo, el hipertiroidismo puede producir diferentes síntomas; algunos de ellos frecuentemente se confunden con un simple nerviosismo o estrés.

¿Qué es el Hipotiroidismo?

El hipotiroidismo se deriva de una reducida actividad de la glándula tiroides. Las hormonas tiroideas (T4 y T3), son las que principalmente se encuentran reguladas por la TSH secretada en la hipófisis, tienen como misión fundamental regular las reacciones met

Hipertiroidismo

Por su parte, el hipertiroidismo es consecuencia de la hiperactividad de la glándula tiroides, que por lo contrario segrega cantidades excesivas de hormonas tiroideas y hace que el metabolismo se acelere.
Al acelerar el metabolismo, el hipertiroidismo puede producir diferentes síntomas; algunos de ellos frecuentemente se confunden con un simple nerviosismo o estrés.

¿Qué es el Hipotiroidismo?

El hipotiroidismo se deriva de una reducida actividad de la glándula tiroides. Las hormonas tiroideas (T4 y T3), son las que principalmente se encuentran reguladas por la TSH secretada en la hipófisis, tienen como misión fundamental regular las reacciones metabólicas del organismo.
Cuando las hormonas tiroideas disminuyen, como ocurre en el hipotiroidismo, la secreción de TSH aumenta en un intento de conseguir que el tiroides trabaje al máximo para recuperar el nivel normal de hormonas tiroideas, cosa que se dificulta cuando el hipotiroidismo se encuentra ya establecido.
Las hormonas tiroideas son fundamentales para que se lleven a cabo la mayoría de funciones del organismo.
En consecuencia, el hipotiroidismo se caracteriza por una disminución global de la actividad orgánica que afecta tus funciones básicas como metabólicas, neuronales, cardiocirculatorias, digestivas.

abólicas del organismo.
Cuando las hormonas tiroideas disminuyen, como ocurre en el hipotiroidismo, la secreción de TSH aumenta en un intento de conseguir que el tiroides trabaje al máximo para recuperar el nivel normal de hormonas tiroideas, cosa que se dificulta cuando el hipotiroidismo se encuentra ya establecido.
Las hormonas tiroideas son fundamentales para que se lleven a cabo la mayoría de funciones del organismo.
En consecuencia, el hipotiroidismo se caracteriza por una disminución global de la actividad orgánica que afecta tus funciones básicas como metabólicas, neuronales, cardiocirculatorias, digestivas.

¿Qué pasa con tu fertilidad?

El inicio del hipotiroidismo, como te mencionaba antes en la mayoría de los casos, es progresivo y cursa sin síntomas evidentes que puedan alertar a quien lo padece.
Incluso puede durar años sin detectarse, de tal modo que muchas mujeres que tienen la enfermedad no lo saben. Pero ¡ojo! aun teniendo la glándula tiroides afectada, no todas las alteraciones implican problemas en la fertilidad femenina.
Si la tiroides, ese órgano con forma de mariposa, está alterada anatómicamente (nódulos o bocio) pero su función se encuentra conservada, no se darán problemas de fertilidad.
Por el contrario si la función tiroidea se encuentra disminuida como sucede en el hipotiroidismo, puede resultar más complicado conseguir un embarazo o lograr que la gestación sea exitosa.
Lo que es cierto es que las hormonas tiroideas interactúan con las hormonas reproductivas, los estrógenos y la progesterona, para preservar el funcionamiento normal de los ovarios y la maduración de los óvulos.
Cuando la glándula tiroides libera una cantidad insuficiente de hormonas tiroideas, el equilibrio de las hormonas reproductivas se ve perjudicado y de ahí se pueden derivan los problemas de fertilidad relacionados con la tiroides que principalmente son los siguientes:

  • Trastornos de ovulación
  • Periodos irregulares
  • Sangrado abundante (hipermenorrea)
  • Problemas para embarazarse o llevar un embarazo a término.

Cabe mencionar que aun cuando tengas períodos menstruales regulares, existe la posibilidad de no estar ovulando. Considerando que las enfermedades tiroideas son un trastorno endocrino común en mujeres en edad fértil.
Nota importante. La primera regla cuando se tienen problemas para embarazarse es analizar la tiroides, especialmente si existen antecedentes familiares de enfermedades tiroideas.

¿Si tengo hipo o hipertiroidismo podré lograr quedar embarazada?

La respuesta es Sí. La disfunción tiroidea puede llegar a afectar el balance natural de las hormonas femeninas como ya te vine mencionando anteriormente, lo cual a su vez disminuye la probabilidad de que la mujer produzca un óvulo fértil durante su ciclo menstrual,
Es posible lograr un embarazo cuando una mujer se encuentra bajo tratamiento para su enfermedad tiroidea y sus niveles de hormona se encuentran cercanos a los normales, donde la probabilidad de embarazarse es similar a la de las mujeres normales.
Ahora si aún con la regulación hormonal no se equilibran los niveles hormonales, lo más probable es que no se podrá conseguir el embarazo de forma natural, por lo que tendrá que puedes recurrir a las diversas técnicas  de reproducción asistida para conseguir el embarazo.

Síntomas de Hipotiroidismo

Lo peligroso de esta enfermedad es que los síntomas son silenciosos y no siempre se detectan oportunamente, pero si presentas varios síntomas de los siguientes, acude de inmediato con tú médico o especialista:

En la siguiente imagen podrás ver como los síntomas entre el hipo e híper tiroidismo son diferentes.

¿Cómo diagnosticar el Hipotiroidismo?

Regularmente este padecimiento se diagnostica mediante análisis de sangre donde se miden los valores de hormonas tiroideas (T4) y hormonas estimulantes del tiroides (TSH) procedentes de la glándula pituitaria.
El primer paso en el estudio de la tiroides son las muestras de sangre, en las que se detectan los niveles de hormonas tiroideas y anticuerpos antitiroideos.
Es importante acudir con el especialista ya que los niveles de hormonas tiroideas determinan que proceso seguir en caso de encontrar una alteración. Sin embargo, existen varias hormonas encargadas del control del eje tiroideo que se deben medir.
El hipotiroidismo puede afectar en tu fertilidad ya que previene la producción de óvulos, también produce irregularidades en el ciclo menstrual y aumenta la prolactina hormona que en exceso impide la ovulación.
Por ello es que si está teniendo alteraciones en tu ciclo menstrual o  dificultades para quedar embarazada, lo mejor es solicitar un dosaje de T4 libre, TSH y anticuerpos antitiroideos.

¿Cómo tratarlo?

El tratamiento más común para tratarlo se realiza con levotiroxina. Tomando esta medicación de forma ordenada, en la dosis correcta  y monitoreando periódicamente los valores de TSH no deberían existir más inconvenientes.

Alimentación

Definitivamente existe un vínculo entre tu alimentación y la función de la tiroides y por ende de la fertilidad. La tiroides depende de una buena nutrición para obtener yodo, selenio y vitaminas que necesita para funcionar correctamente. Así es que sin el correcto equilibrio nutricional, la tiroides no puede operar como debe.
Sin embargo, puedes solucionar este aspecto dándote el tiempo para tener una buena nutrición. Si bien no siempre es lo más fácil, ten por seguro que será de gran beneficio para ti y tu familia preparar tus propios alimentos y animar a todos a comer más sano.
Puedes comenzar con las siguientes recomendaciones y después escalar a mantener una dieta adecuada.

Elimina la comida rápida y procesada

Todo sabemos que la comida rápida y procesada es dañina a la salud, y consumir esto continuamente como alimento promueve todo tipo de enfermedades, no sólo hipotiroidismo.
Como primer paso debes eliminar mínimo de manera gradual este estilo de comida, puedes comenzar eliminando los alimentos procesados como las papitas fritas, refrescos, jugos. Y sustitúyelos por alimentos frescos como son las frutas, verduras y así sucesivamente. Incluso con la eliminación de alimentos procesados, los síntomas pueden empezar a desaparecer antes de consumir el medicamento.

Suplementos para la tiroides

La deficiencia de ciertas vitaminas puede inhibir la función tiroidea. Si tu cuerpo está bajo en vitamina B12, vitamina A o vitamina D, tu tiroides disminuirá su producción de las hormonas tiroideas. Tomar suplementos con fuentes naturales de estas vitaminas puede ayudar a que tu tiroides funcione de manera óptima.
Puedes optar por consumir un aceite fermentado de hígado de bacalao, con una cucharadita al día obtendrás toda la vitamina D3, el omega-3 y la vitamina A que necesitas, además de cientos de otros factores los cuales promoverán una mejor absorción.

Aceite de coco

El aceite de coco es otro alimento muy recomendado ya que acelera el metabolismo, estimula la producción de la hormona tiroidea y mata hongos y bacterias como la levadura/Cándida.
 Toma alrededor de 1 cucharadita todos los días y ve aumentando hasta llegar a 3 cucharadas. También puedes utilizarlo para cocinar. O probar con el agua de coco, cualquiera de los dos te apoyaran para este padecimiento.

Aumenta tu consumo de pescado

El pescado es una fuente de proteínas de buena calidad y generalmente contiene altas cantidades de grasas omega 3. El pescado suele ser magro y bastante sencillo de preparar. Sin embarga se cuidadosa a la hora de elegir el pescado ya que hay un pescado con alto contenido de mercurio lo cual podría ser perjudicial para la función de la tiroides.

Reduce tu ingesta de azúcar

Para mantener tus niveles de azúcar bajos, opta por los carbohidratos complejos como los granos integrales. Procura evita la azúcar y sus sustitutos. Los azúcares simples, ya sea azúcar de mesa granulada o jarabe de maíz de alta fructosa, son casi como una droga adictiva, pero puedes comenzar con sustituirla con la estevia, una hierba que sustituye la azúcar.

Finalmente, recuerda realizarte chequeos periódicamente y cuéntame ¿Cómo te ayudo este post?