Artículo

   

10 Tips para Evitar las Náuseas Matutinas

Las náuseas matutinas suelen ser de los primeros signos de gravidez. Es una queja bastante común y suele ser pasajera, durante solo el primer trimestre, sin embargo, en algunas mujeres puede presentarse de forma intensa y severa.

Más de la mitad de las mujeres embarazadas experimentan náusea, y esta suele ser de inicio matutino con una disminución gradual conforme avanza el día, aunque en algunos casos puede durar todo el día. Suele iniciar durante la 6ta semana de embarazo y desaparecer aproximadamente en la semana 12, pero la experiencia es diferente en cada persona.

Nauseas matutinas

A menos que los episodios de náusea sean muy intensos, por lo general no requiere de atención médica, a menos que se acompañe de deshidratación o pérdida de peso.

¿Qué es la náusea del embarazo?

Se asocia principalmente con un aumento en los niveles de estrógeno, una disminución de la glucosa circulante y una susceptibilidad aumentada a ciertos olores.

Nauseas matutinas

Si bien, las razones exactas se desconocen, pueden incluir:

  • Un aumento en las hormonas, especialmente estrógeno, progesterona, hormona gonadotropina coriónica humana y colecistoquinina, que aumentan la actividad digestiva.
  • Una disminución de la glucosa en la sangre, resultante de la distribución y consumo placentarios.

Otra teoría que contribuye a la náusea durante las fases tempranas del embarazo es un aumento con la percepción de olores, al aumentar la sensibilidad, incrementa la sensación de náusea.

Algunos estudios sugieren que la náusea durante el primer trimestre del embarazo está asociada a un menor riesgo de pérdida fetal.

Exceso de Vómito.

Se conoce como hiperémesis gravídica, y puede llevar a una deshidratación severa, desnutrición y pérdida de peso.

Nauseas matutinas

Afecta a una de cada 300 mujeres durante el embarazo, usualmente durante las primeras 20 semanas del embarazo. Es una indicación de valoración médica cuando:

  • Pérdida de peso mayor a 10 kilos, o superior al 10% del peso corporal
  • Vómito de sangre (roja u oscura)
  • Vómito en más de 4 ocasiones en un día
  • Intolerancia a la vía oral, especialmente a líquidos.

El médico puede dar recomendaciones dietéticas, descanso, e incluso antiácidos. En los casos más severos, puede requerir hospitalización con rehidratación y administración de medicamentos intravenosos.

Tips

La mayoría de las mujeres no experimentarán vómito excesivo, sino cierta incomodidad por la náusea. Aquí ofrecemos unos tips para mejorar o minimizar estas sensaciones. Es importante, sin embargo, saber que ante cualquier emergencia lo mejor es la asesoría médica, para evitar complicaciones.

1.- Descansa lo suficiente: Es importante dormir adecuadamente durante la noche. Las siestas vespertinas pueden ayudar también, pero nunca después de los alimentos, porque podría incrementar las náuseas.  En caso de trabajar en turnos nocturnos, se recomienda usar máscaras faciales, o cortinas que bloqueen la luz. Conforme avance el embarazo y ocurran cambios en la fisionomía, el uso de almohadas especiales puede mejorar la postura durante el sueño.

Es importante de igual forma dormir temprano, para de esta forma asegurar un mejor descanso. Evita las píldoras para dormir, a menos que sean indicación de tu médico.

Nauseas matutinas

2.- Come con cuidado: Los alimentos ricos en grasa, condimentos o cafeína, incrementan la liberación de ácido estomacal, especialmente conforme aumenta el embarazo y el útero presiona el tracto digestivo. Las comidas blandas suelen ser menos dañinas.

El consumo de porciones más pequeñas puede reducir las probabilidades de vómito, mientras que un estómago vacío puede incrementarlas.

Consumir una porción de galletas, o una barra de proteínas antes de salir de la cama puede ayudar por las mañanas.  Durante el desayuno, la fruta puede ayudar a dar saciedad temprana, y disminuir la náusea. En la noche, un bocadillo de proteínas antes de dormir puede mejorar los síntomas.

3. Actividad física: La actividad física puede mejorar los síntomas de náusea durante el embarazo. Realizar algún hobby, como la lectura, puede servir de distracción y en algunos casos se ha visto que disminuye la tensión, y tiene como consecuencia una disminución de los episodios de náusea.

4.-  Ingesta adecuada de fluidos: Es importante mantener un adecuado nivel de hidratación. En algunos casos, se puede dificultar el consumo de agua, particularmente cuando existe náusea, sin embargo, el uso de agua fría puede inhibir el reflejo nauseoso. Otras recomendaciones incluyen consumir aguas de sabor natural, o incluso, comer cubos de hielo.

Nauseas matutinas

5.- Infusiones de menta o jengibre: El jengibre se utiliza para mejorar la digestión y disminuye las molestias abdominales. Otras opciones son, ginger ale frío, o añadir una rebanada de jengibre crudo al agua. La menta también puede ayudar a la digestión.

6.- Ropa cómoda y confortable: La ropa apretada puede empeorar las náuseas. Usar ropa cómoda puede ayudar a sentirse mejor.

7.- Vitaminas y suplementos: Esto sólo debe utilizarse bajo supervisión médica. Si se están consumiendo vitaminas, lo mejor es tomarlas antes de ir a dormir y con los alimentos. La vitamina B6 se sabe que reduce la náusea.

En cambio, los suplementos de hierro suelen producir náusea, en estos casos, el médico puede ajustar la dosis o indicar un medicamento de liberación prolongada.

8.- Evita el brillo de las computadoras: Un monitor de computadora suele parpadear rápidamente, de forma casi imperceptible, sin embargo en una persona con sensibilidad aumentada puede generar mareo. Si el uso de la computadora es necesario, puede ayudar el cambiar el tamaño de las letras a uno mayor, cambiar el color del fondo a un color suave, de forma que los ojos tengan que hacer menos esfuerzo para adaptarse.

9.- Evita desencadenantes: el mareo matutino se asocia a una sensibilidad aumentada a los olores. Algunos olores pueden empeorar los síntomas, mientras que algunas esencias, como extracto de limón, o el romero, pueden ayudar.

Nauseas matutinas

Una vez que reconozcas cuáles son los aromas desencadenantes, puedes mantenerlos lo más alejados posible.

10.- Evita el reflujo ácido: En algunos casos, la náusea puede deberse a reflujo gastroesofágico. Tu médico puede indicarte algún medicamento para reducir la producción de ácido en tu estómago. Es importante, sin embargo, saber que si existe una condición médica que esté generando esto (hernia hiatal) el tratamiento debe ser en conjunto con tu doctor, para evitar complicaciones.

Fuente: https://www.betterhealth.vic.gov.au/health/healthyliving/pregnancy-morning-sickness